Cada actividad tiene sus peculiaridades y requieren el analisis para concretar las garantías más interesantes en cada caso.

Los daños eléctricos, la avería de maquinaria, los bienes refrigerados o la pérdida de beneficios, son ejemplos de garantías muy interesantes para algunos comercios que merecen su estudio pormenorizado.

Los productos estándar no son los más adecuados, ya que el cliente puede pagar una prima por coberturas que no necesite y dejar desprotegidas otras más necesarias.

Una de las garantías más importantes en este tipo de seguro es la Responsabilidad civil. Es fundamental que la actividad quede bien definida y que esta cobertura se complete con la explotación, patronal, inmobilidaria/locativa y producto-trabajos.